viernes, 16 de diciembre de 2011

Si la prosa se vuelve vana





Si la prosa se vuelve vana,
volaría del mundo el tribalismo enjuto


listas ardientes, del cielorraso caerían,

el tiempo en infartos anunciaría sus dolores.


El momento escrito: Situación efímera,

lirica aplastante de agua eterna,

lapso de tortuga, lento estrepito,

universo cargado en costales de discursos.


Si tu mueres prosa, recibo la muerte cerebral,

pierdo las mantas límpidas del ruego,

el apego a las palabras calurosas,

se acaba la pisca de talento,

el ungüento en tildes que calan,

se funde el relampago sustancial;

silueta moldeable de recursos.

La manzana que mordí

y su sabor no conservo.

La equivalencia un ventrílocuo austero,

solsticio incomprendido, saciedad cognitiva,

cacumen escondido en la batalla, a cuestas.


Si la prosa se vuelve vana,

la sensibililidad del destierro no se salva,

la fina tela de la meditación seria cortada,

culpable la imprudencia, el relente húmedo,

la espiga dorada que incentiva el alma

meciéndose demandaría que vuelvas,

la suplica aplastada clama lo que es suyo

en la línea de fuego.


Si tu mueres prosa, la marcha pierde el rumbo,

el camino se desdibuja,

la caricia romantica pierde su nombre,

la lejanía jamás significaría nostalgia,

el arcoíris solo metal opaco,

el piso flotaria en la incertidumbre,

el alba ya no querrá salir,

el zumo de las frutas será mas espeso

que los coagulos de la sangre apasiguada.


Las grietas no existirían

porque las ondas sonoras, no podrían romper

la desesperanza plasmada en la pared,

el sitio del verdadero yo,

la alcoba, la habitación, la caja de concreto,

el espacio en donde entra la luz ,

la tristeza, las injurias destiladas,

la bala que a de matar las ilusiones,

el elexir palpable de risas inexorables.


Si tu mueres prosa,

temblores en la alma,

derrumbe del sentír,

la muerte dentro de la muerte.



martes, 6 de diciembre de 2011

CONEXION INFRAGANTI






Días antes había dibujado tu personalidad
en los papiros del viento,
me bebí tu rostro en el viso de espera;
en el precipicio de los deseos,
¿Esperé mucho o poco?
No lo sé.


La línea recta de cronos
se diluía ante mi desprecio,
me mudé al hogar de la monotonía,
donde la renta es a bajo precio.

De ese lugar sórdido, malsano, misero;
me sacaste.

No sé como llegaste;
luz reverberante en la ventana de mi corazón
rima comfortable de versos apiñados
las olas desesperantes han calmado,
bastó un beso andariego,
tu boca:
Ambrosía sativa rozagante,
 cubierta de esmalte dulzoso,
la aridez  de mi vida
 se convirtió en un bosque fructuoso.


En el juego de esperar y buscar:
juicio tortuoso acidulado,
desperté de mi letargo
cuando tu voz tenue me sacudió a gritos de cariño,
!Esclarece al extremo la claridad de mi alma!
¡Chapotea en la piscina de mis ojos!
¡Dirige como faro mi mirada siempre a ti!
que yo aquí soy feliz y aquí te tengo y aquí vive el amor.






















     


sábado, 19 de noviembre de 2011

La copa de mi existencia


Nuevamente subo algo, ¡después de varios siglos! Últimamente no he podido tener espacio para mí y reflexionar. Me encanta escribir pero las ocupaciones cotidianas a veces ofuscan mis sentimientos. ¡Muchas Gracias a todos lo que me han leído y expresado sus comentarios                                                                              














El amanecer, lindo manto cromático coqueteaba con mis ojos de cera ateridos
mi trasparencia limpida se refugió otra vez en el cuerpo, caja fuerte que guarda experiencia
desperté entre lienzos de azúcar en manos cándidas que confeccionaban una bufanda para que el frio soportara sus propias inclemencias
las silabas en polvo vitamínico nutrieron con leche descremada y un poco de jalea lo esperado que casi siempre es la ruleta averiada
en el umbral de la puerta mi aura como corto circuito se le entregó al mundo, se dilapido a todos los rincones de vida, menos a su hogar, mal augurio
 huyo de mí y me dejó como maldito compañero a un vagabundo que sacia sus frustraciones con licor temeroso en descuento
un tipo inútil que vive porque  yo dejo que a cucharadas soperas me alimenté, tenias que llamarte pesimismo
 siento como si hubiera tenido una discusión acalorada sin sentido con todos los tripulantes de esta gran jaula llamada tierra
siento un virus destructivo que carcome ideas y templazas, ha devorado el mapa que con tanto ahincó tracé para llegar al oasis de enigmas no revelados
en este día no me saldrá nada, estoy rociado con la peste del infortunio, he colisionado con una muralla invisible infranqueable
tan resistente como la fuerza  de voluntad del ser humano, tan delicada como la apariencia del mismo viento
 es terrible, ahorcó con mi propia soga la gallardía que cargue en la víspera
esperar el mañana única ilusión que mengua revolcada en las aguas turbias, mas no muere
el filo de la espada se desgasta ante un mal dia pero aun ajada puede cortar lo que quiera
es el consuelo al que me aferro pero estoy muy frágil, muy lánguido para desenvainarla
no me queda más que beber el jugo amargo del limón en la copa de mi existencia, hacer ademanes y pucheros al fin y al cabo este ha sido su dia para que se jacten.


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Trazando mi camino

Antes que nada agradezco de corazón los comentarios plasmados en mi blog, gracias por querer ser participes de las peripecias mentales que me secuestran de vez en cuando.

Después de varios días de no escribir, estuve algo ocupado en el trabajo pero hoy he dejado un espacio para visitar los exquisitos blogs a los que soy asiduo.  Los visitaré eso es seguro





  

 Trazando mi camino entre la hiedra venenosa avanzo,
 quejumbroso el sol de mi alma titila dubitativo
en la marcha de lo incierto, el corazón pigmenta la piel de rojo temor
 el eco de “no podras”  termina cuando el pie da un paso más.

Parece una cueva remota, estalactitas punzo cortantes
al acecho inmóviles,  me miro en su reflejo cristalino
y ellas me miran con ojos de descuido, esperan hermosas
traspasar este furor de vida, !acabarme, no será tan fácil!

El fango me invita otra vez a caer, la obscuridad quiere cobijarme
el dolor trata de seducirme con una relajación de maltrato, !nada logra!
sus rostros perversos alguna vez fueron las mascaras de mi vida
ahora son la suela de mis zapatos que desgasto en la búsqueda de la alegría.

La carretera mas inhóspita me topo, autos pintados de demonios
 a velocidades desorbitadas vienen justo a mi,  que me quite dicen
dejarme en vergüenza quieren, cantándome otra derrota,  ¡esta vez no!
¡vengan! que la fuerza superior que me acompaña los destruirá al tocarme.

viernes, 4 de noviembre de 2011





Mi guitarra

"Podran despojarme la dignidad, undirme en la miseria y hasta esclavizarme, pero el aprendizaje                                                                                                   no me lo quita nadie"



Tú, guitarra, experta en la cesión trivial,
torrente indomable amiga de mis lágrimas,  
te encontré en los olvidos familiares, casi sustancial,
sollozar fina transparencia, deja una vez más.

Haz de la música la memoria colectiva,
los que perecieron, los que lo parecen,
registra esos acordes de vida y motiva
a esos que de la pasión carecen.

Pon en los arcos delatables tu filosofía,
la tilde suprimida, la deidad de lo fortuito,
suma en tu lomo ese juego de apariencia mía,
que entre empeño y maquillaje omito.                                               

Tu letra melódica recursos de antorcha,
de un peso moral escurridizo que avasalla,
esteta sonora de guirnaldas, al oído derrocha,
un pinchazo súbito que silba en mi batalla.

Descubre por mí los atajos versados intocables,
engalana la pulcritud solemne del compás variado,
sacia este mandamiento de sentimientos inestables,
solo despliega tu motivo de existencia avispado.

Contágiame de ese gozo, ¡traigan los micrófonos!
 las melodias hermosas me llaman,
anda, mis dedos son súbditos voluntarios de los tonos
 tocar y cantar alto, muy alto y llegar al corazón de los que aman.

Desencadena, sí, desencadena tu magia sin espíritus,
que siga y siga la música, lengua franca para el extranjero,
entre sonetos embriagados en el latín addictus,
vaga mi alma en regodeo surrealista, sin perder el fuero.








miércoles, 2 de noviembre de 2011

Un minuto, una expresion

Aquí les dejo estos versos, en ellos expreso cuando se conoce a alguien nuevo y esta persona no sabe que ya te ha conquistado simplemente con su caminar determinante, y que cuando la conoces después de minutos te das cuenta que la imaginacion había creado otra escena.





Y hoy el ave de mis preguntas ensayadas
se estrelló ante las energetizantes  ondas sonoras de un tierno hola
y murió lo sistematizado y con el las preguntas mentales insoportables
que uno se hace cuando falla y tartamudea en la charla.

contigo fluían mis matices mas simpáticos, los de un Don Juan experto,
mi corazón latía desaforado, reclamaba con denuncia a mis manos
que tocasen tu rostro parecido a la porcelana, tus ojos pintados
con los colores de mi intriga, me persuadían que podía ganarte.

¿Creerá que soy listo y apuesto? 
Revoloteaban esas preguntas en la atmósfera,
mi cabeza se convirtió en unos circuitos cruzados de sentimientos
en donde las emociones y temores  a la velocidad de la luz
chocaban atrozmente dejando en mi una inmensa confusión.

Han pasado 15 minutos en los cuales estoy conociendo
a alguien a punto de ahogarse, peleada con el mundo
pero con una belleza que hasta parece que debería de recibir castigo
por atententar contra un patrimonio mundial (sobre si misma)
creo que la estoy perdiendo se esta yendo ante mi actitud de asombro.

El arsenal de astucias que tengo para conquistarte no cuaja
tu ego crece y tus ganas de vivir se desvanecen
y es que tienes más preguntas que respuestas.

Veo en ti una  inagotable fuente de problemas, dame algunos
quiero ser tu aliado, el adlátere despistado que del olvido es su mejor aliado.
Estoy cansado porque ya he hecho de todo para resquebrajar tu estatua de afrodita
que no se mueve y no regala un aliento caluroso que motive a un corazón
a seguir yendo en contra de lo que cada vez es mas real, una estancia tediosa.

Duele que alguien niegue ayuda cuando más la necesita,
 duele porque mis sentimientos
han quedado asfixiados en el calabozo oscuro de las amarguras
no pudieron salir, hoy la felicidad no irrigó mis pupilas
hoy  mi cariño no pudo quedar impregnado en su piel
para ser perfume de deseo delirante, la doncella que hoy conocí
no supo cuidar el mundo de mi ilusión, ensordeció el grito de la esperanza
mis expectativas se incendiaron y el jardín florido de mi alegría se marchito.