lunes, 25 de noviembre de 2013

Perezoso






Cambias el maletín de la preocupación
por una sabana que te quite el frío del mediodía.
Socavas las demandas familiares
subiendo el volumen de los programas de tv.

Al que no espera nada
también le llega algo.
Encontraste la formula
sin menear un meñique

El colchón y el sofá
ya tienen parte de tu espíritu
y el molde adaptado
del cuerpo arrellanado.

Ignoras cualquier actividad física
así como el arcoíris desprecia
las colores que no lo visten.

Cualquier obligación
es un castigo insoportable;
no puedes dormir
aunque se te duerman
las vertebras
o la lengua
si no terminas las indicaciones.

El trabajo es tu tormento
y eres una ánima en pena
malencarada
y sin consuelo,
cuando expías tus holgazanes pecados
cumpliendo lo que bien podría hacer otro
y ocasionalmente debes hacer tú.









martes, 8 de octubre de 2013

Invertir en el invento general







Dicen que el transcurso de los años define la época.
Yo digo que los inventores cambian épocas.

Ellos se despojan de presencia en las calles,
se convierten en leyendas de fantasma,
sus caras se vuelven lunas difusas,
se pierden en el mundo de todos
para permanecer en su zona activa.

El jabón en sus manos
cobra la apariencia espumosa
de los diseños pensados,
flotan burbujas saltarinas
en el interior de sus cuencas,
cual grafitti de curiosidades
preñadas de experimentación.

Inventor,
tal parece que tu derecho es seguir,
seguir pese al mundo o pese a tu cuerpo.
Para ti:
La jaqueca debe convertirse en un masaje.
Las horas perdidas, en futuros dos por uno.
El deporte que todos los días practicas se llama estrés
y no puedes estar sano si no lo tienes.

El esfuerzo solo puede comprenderlo el que lo realiza,
así que no trates de provocar
la sensación de cansancio en los demás.

Promociona las cualidades; el carácter de la obra,
la utilidad absoluta por la que fue creada
y haz que estos se pierdan por el uso especial de cada individuo.
La finalidad, muchas veces es la que no pensaste.


Debes ser consciente que los inventos
al ser presentados como ideas creativas;
recibirán subestimaciones, criticas y suspicacia.
Y cuando lleguen a ser objetos culminados;
recibirán subestimaciones, suspicacia y criticas.

Darle algo al mundo es cambiarlo
y el rechazo hacia lo nuevo nunca cambia.

Tú encárgate de llegar a la terraza
del edificio más alto sin desfallecer,
ya la gente decidirá si te da el cielo.










miércoles, 21 de agosto de 2013

Hijo (Futuro)


A mi hijo futuro. Suena hasta irrisorio ya que ni siquiera me he casado pero yo sé que "desde que nací prometí cuidarlo" Esto es como un compromiso de amor hacía la descendencia.









Porque naciste pataleando mi nombre
en los incipientes charcos de sangre,
después de sobrevivir tu ahogo
te oxigené en mi brazos.

Porque el día que nací prometí cuidarte
antes de mi primera siesta
y aún en la ultima
Tenlo por seguro que nacimos para nosotros.










miércoles, 14 de agosto de 2013

!No sé que silla!

Moras mentales en la silvestre tarde exprimo,
tantos corceles disfrazados de destino
se luchan rampantes, salvajes planchan el aire
con sus herraduras errantes de avidez por cabalgar.


Y yo sin piernas.
Sin tendones de expreso arranque.
Sin la bronceada espuela
que incentiva a la bota
a pisar el polvo.


!No sé que silla montar!
No sé cual silla pueda llevarme al archipiélago boreal
donde los sueños pueriles son paridos para existir
y no para ser abortos de una realidad convencional.


!No sé que silla montar!
Divido el átomo de posibles sucesos
al mordaz hachazo de la incertidumbre.
Sabiendo que el que piensa demasiado
recibe el ridículo traje de príncipe despistado.


Es lamentable...
Ver a alguien sufriendo por heridas que aún no llegan
y en este devaneo, yo ya sufrí hasta mis ultimas horas.


Alguna vez lo dije en soliloquio:
"La elección es tan perezosa que espera a que la elijas".


"Si quieres tener un destino esplendido,
antes de partir visualiza lo peor que pueda pasarte,
así siempre te ocurrirán cosas buenas".


No sé si pensar así es lo correcto;
no obstante, sé que el error
es quedarme en la silla de mi casa.

Sería un acomplejado híbrido
de cuatro patas y dos piernas,
acorralado de varices podridas
por el abandono de lo que quise.

¿Y por que diablos tengo que cabalgar?
si quiero hacer algo y si es mi voluntad
entonces debe llevarme una parte de mí,
elijo los pies
porque son los acostumbrados a sufrir
y jamás huirán de mí por su cuenta.

Así pues de lo correcto y del error
naceré yo.












miércoles, 8 de mayo de 2013

Las voces de tu voz






 Uff!! despues de varios lustros regreso, 3 meses sin publicar!!! pero he de confesar que no me aparté de la poesia.
Hace dos días hice este poema y quiero compartirlo.







Así te deslizas, en el pudiente manglar de hidrógeno,

así nomás enervando el bermellón con el que miras.

Va escurriendo un arroyo sobre tu volátil lírica

como una caída de arándanos encarecidos de milagros.



Y yo me decanto hacía al adagio sideral,

me escapo moroso con tus recitales purpuras,

suben parvadas silbantes, fogones tiznando agüeros

cual hipérbola emancipando almíbar imperecedero.



Me voy con tu voz ciñendo el profuso nocturno,

desgarrando velos invisibles.

Eufonía septentrional a estrofas tabica

en el áureo palco de mis pies.

Nos vamos con interjecciones aguzadas,

siguiendo el falsete de tus esdrújulas atonas,

liviandad tropical liquida

que acaricia los poros de mi piel

y desploma el inane vicio del silencio.



Y es que tu voz es amaranto coercitivo,

soya proteica que desarrolla mis afinidades.

Ojala las hojas pardas cerquen tu cuello,

collar natura, simbiosis jamaica

y fluya la fragancia del Jacinto

sobre la moción de tus piernas

esas que desgastas caminando

y no quieren partir de mí

 cuando el día termina.



Es mi cumpleaños

cada que te apareces espabilando la sonrisa,

placebo acantilado que engaña mi aburrimiento,

crisálida de alegría que nace al saberte cerca.



Tu voz me da boletos de viaje sin retorno

a este latir de tempestades, a este bullir trepidante.



En ti he visto el octavo tono musical

yo soy el pentágrama que lo atrae

y hace en los teatros florales;

pasivo al viento

con los bemoles de tu vientre extasiado.



Fuiste la ganadora en la isla de los sonidos,

tu voz se parece a la lira recién bruñida               

se parece al timbre de las buenas noticias

se parece al olor irresistible de la arena mojada.



Es tu voz un suero que repone mis oídos cansados

miles de millones de hembras con voces

y la tuya, solo la tuya

es la ganzúa que abre la caja fuerte de mi felicidad.








martes, 5 de febrero de 2013

¿Para qué amas?




Estoy feliz de publicar nuevamente, esta vez quiero compartir algo que me sucedió hace algunos años, tomé la idea y decidí convertirlo en un poema.
!Queridos visitantes me alegra que sigamos unidos!
Les dejo pues mis humildes letras.





¿Para qué amas?
Si la herrumbre de tus sentimientos no has pulido.
Si no te importa la brújula estrellada del mañana.
Si la cadencia del querer ni si quiera se gesta en tu alma.
Si sigue creciendo césped de antiguos terrenos yermos.

¿Para qué amas?
Si mi canción no te derrumba.
Si el tiempo no se derrite en buenos ratos.
Si tus pasos ciegos no siguen mis veredas.
Si tus ojos no saltan desesperados a encontrarme.
Si el corazón no sale de tu boca.  

¿Cómo puede repartir amor alguien que su voz guarda?
Y se corta los brazos intrincados con dudas incipientes,
y estraga las puertas que han de llevarle a navegar con timón.

Prefieres surfear tabla arriba
hundida en la ola,
posada en la frontera del respiro insalubre;
machacando noticias decorosas.

Comprendo el sufrir ocasionado,
pero sufrir por sufrir
es el peor curriculum vitae
que has formulado
para una compañía digna.

No ames forzada.
La voluntad es el preludio adecuado
de un buen principio.

Si yo no soy, nunca seré,
ni siquiera lo intentes,
al corazón no se le escarba
para tratar de encontrarle amor,
ni se le adhieren calcomanías
con los nombres más indicados,
de nada sirve gastar fuerzas
ante el poderío del “quizá pueda”
Si yo no soy, nunca seré
pero habrá alguien que será,
para que seas lo que quieras ser.