lunes, 27 de agosto de 2012

Secuencia relativa




El vitoreo de la plaza se dirige,
al primer rayo oblicuo de sol
que toca un rostro.

La burda flora desviste una urbe
considerada como decente.

Cascabeleos de pisadas,
untan masajes inconscientes
al adoquín fragmentado.

Sonidos articulados con señas,
los vendedores : el pase usted,
los silbidos, decenas de educados olores
que no se alejan del centro de la ciudad.

El barrendero flota en sus menesteres,
sabe, que la prisa, le molestará al atardecer,
su barrica confiesa, los años que lleva en el negocio
y aun así sigue sorprendiéndose día a día,
de las personas que ante tanto cartel de prohibición,
siguen haciendo convivir el suelo con la basura.

La multitud: simiente borrosa,
concepto anatómico amorfo,
carencia de compañía
en masas que abogan a la privacidad,
conglomeración abstracta,
colectivo sin brújula,
hija de los puntos cardinales,
de direcciones impredecibles,
son hormigas a escala,
rastreadas por el tiempo; capataz invisible
que latiguea al demorado.

Cuesta trabajo llegar al trabajo
el rompecabezas empírico se zambulle
al pasar un semáforo furtivamente,
el satisfactorio suspiro de descanso
al salvarse por un pelo del choque,
de un automóvil,
sin olvidar a los depredadores naturales
que se adjudican la cartera
cuando nos abstraemos..

El anciano pide una mirada rica en compasión,
se gloria ante una sonrisa
o se place al saberse existente,
tomarlo en cuenta su mejor limosna.

No faltan los seres que condimentan
el paisaje con su peculiaridad,
personajes que han superado su propio nombre
y se han convertido en banderas.

El espejo de la ciudad,
se asoma en el norte y se refleja en el sur,
se esconde en el este y sale en el oeste,
tal parece que los guiones
son los mismos en cualquier parte.

Ya se ha respirado el mismo aire reciclado,
las 9 de la mañana llegan escondiditas
tomando de rehén las 8:59,
las secuencias se repiten aquí y allá,
todo está en sincronía,
en la mente llevan la tendencia a anticiparse,
la mayoria se conforma con lo tangible
llevan impregnado el trabajo inclusive en sus sueños
la vida física de la espiritual se cuece aparte
el cuerpo: caballo atado
los sueños: mesón de lo imposible
mis sueños: mausoleos mentales,
son amigos de los sueños de cualquiera,
de esos que del lodo salen inmaculados
¡y ay de aquel!
ay de aquel, que se atreva a separarlos.









15 comentarios:

  1. El caos convive en la congestión donde el mal educado es docente del quehacer y las costumbres se alborotan de las malas en un contagio masivo.
    Has pintado una "secuencia relativa", que no es tan relativa sinó real.
    Siempre admirado de tu versar Omar.
    Un verdadero placer leerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Omar, me deja maravillada como vas dejando caer una perla tras otra, implacables desde la perspectiva de una secuencia relativa, haciendo su recorrido hasta completar el ciclo para volver a empezar.
    Bullicio de inquitudes, bullicio de soledades y la secuencia continúa su ritmo natural de las ciudades de la sociedad que nos ha tocado vivir y tan magistralmente desmenuzas.

    Siempre, siempre, un placer leerte
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cada día aunque parezca cotidiano, monótono, es muy distinto a otro, las imágenes de cada episodio siempre varían aunque aparenten de ser iguales, pero los sueños siempre son los mismos, aunque la realidad los intente distorsionar.

    Magistrales letras, querido Romu.

    Siempre me dejas deslumbrada con cada poema que escribes.

    Besos y abrazos alados, Linda semana!!!

    ResponderEliminar
  4. http://visitas-gratis-en-tu-blog.blogspot.com.es/

    Este blog vuelve a estar activo , visitenos para conocer otros blogs y dejar conocer tu blog . Gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Un poema cuyo esqueleto es el nuestro, la ciudad y sus huesos creados por el hombre a través del tiempo, vas tejiendo un urdimbre con figuras donde la naturaleza se expresa de mano de la evocación. Así logras hacernos reflexionar, de la capacidad de cambio que poseemos los seres humanos, expresa en este poema que brota del manantial de tu talento y manejo del lenguaje. Un placer leerte Omar.

    ResponderEliminar
  6. Decirte que me voy con gran satisfacción después de leer este poema tan lleno de sentido y significado.
    Un verdadero placer
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Secuencias que se repiten pero que nunca son iguales. Y dentro de ellas, mil vidas, mil mundos y mil secuencias.
    Infinitas, lanzadas al centro de la espiral y van y vienen, vienen y van...

    Buen poema, Romu, todo un viaje de sensaciones.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Descorazonador y duro realismo vertido en tus versos,Omar. Imagen tras imagen vas haciendo girar esa noria laberíntica en la que nos movemos, cuya velocidad nos envuelve y nos atrapa. Tus últimos diez versos podrían resumir perfectamente todo lo pretendido en este poema hecho para la reflexión.

    Un cordial saludo

    FINA

    ResponderEliminar
  9. los sueños: mesón de lo imposible
    mis sueños: mausoleos mentales,
    son amigos de los sueños de cualquiera,
    de esos que del lodo salen inmaculados
    ¡y ay de aquel!
    ay de aquel, que se atreva a separarlos

    Me encanto :) un abrazo , me quedo en tu blogg

    ResponderEliminar
  10. Omar,lanzas tu perspectiva a todo tu alrededor y como águila distingues cada rincón y cada individuo.Todos dispersos y a veces difuminados entre la multitud y el paisaje,pero ahí estás tú para tomarlos con tus "pinzas literarias"y hacerlos visibles y más cercanos...Sin duda el espíritu está escondido y un tanto desorientado ante lo material,pero tú eres consciente de todo...Y esos sueños,inolvidables,siempre presentes...subrayando la consciencia de ti mismo en ese multicolor paisaje...
    Mi felicitación por tu expresividad literaria,tu análisis crítico,que secciona el lugar y el personaje,y sobre todo tu amor a las letras,que es admirable,amigo.
    Mi abrazo grande y mi ánimo siempre....Ah,y gracias por tus palabras gratificantes y cercanas.
    Un beso Omar Romu.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Bueno señor POETA, esto no es un poema, es una pieza magistral de pensamientos descriptivos
    No dejaste nada al viento, todo el paisaje urbano y humano, vibra en estos versos
    Te he leído admirada, varias veces, y estoy segura que cuantas más veces lo lea, más pálpitos de urbe y sueños, descubriré...es un poema vivo!!

    Besossss POETA
    Gi

    ResponderEliminar
  12. Romu.. Sinceramente siempre me dejás sin palabras, sos un poeta. La verdad que mis textos son mis sentimientos volcados en mi espacio personal, me gustaría darle un toque poético como el tuyo, pero bueno.. tienen mi propia esencia. Me alegra que te guste y siempre estés presente leyéndome. Yo hago lo mismo y me encanta leerte, siempre es un placer deleitarme con lo que escribís. Te mando un abrazo grande, hasta la próxima entrada♥ !!

    ResponderEliminar
  13. Hay tanta poesía en la cotiniadidad que creo que nadie mejor que tú la pudo describir de manera tan sublime... una caminata diurna en la rutina siempre nos nutre de letras.

    Te dejo una felicitación y sobre todo el supermegaabrazototote ya de costumbre.

    ResponderEliminar
  14. Pasaron los días y estuve ausente pero vuelvo renovado de estas vacaciones, con ganas de leer y comentar… con ganas de compartir esa magia que atesoran las palabras.

    Besos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  15. Cada vez es mas dificil comentarte .Parece que el comentario va a ensuciar o distorsionar la historia.Hoy el protagonista ha sido la ciudad,y según las has descrito parece que respira,que se mueve,que tiene alma propia,un saludo.
    m.i.

    ResponderEliminar

epistolas